espainfo.es
estamos en

lunes, 30 de abril de 2012

HISTORIA DE LAS TAPAS Y SU DECÁLOGO.

Estas “tapas” se suelen consumir en los aperitivos y, como


su nombre indica, sirven para abrir el apetito antes de la

comida principal del mediodía (almuerzo) o de la cena.

Aunque su definición es clara, su origen no lo es tanto, ya que

existen diversas versiones entre las que podemos destacar

una del siglo XIII, cuando el rey español Alfonso X el Sabio,

debido a su enfermedad y por prescripción médica, se vio

obligado a tomar pequeños sorbos de vino y, para evitar los

efectos del alcohol, tomaba pequeños bocados entre horas,

acompañando a la bebida. Una vez repuesto, el rey dispuso

que en los mesones de Castilla no se despachara vino si no

era acompañado de algo de comida.

Otra versión recoge que el Rey Alfonso XIII en el siglo XIX

estaba realizando una visita oficial a la provincia de Cádiz

y al pasar por el Ventorrillo del Chato (establecimiento que

aún hoy existe) se paró para descansar un rato, pidió una

copa de vino de Jerez y en ese momento una corriente

de aire entró en la Venta. Para que el vino no se llenara de

arena de la playa, el camarero tuvo la feliz idea de colocar

una lonchita de jamón en el catavinos real. El Rey preguntó

por qué ponían esa loncha de jamón sobre la copa, y el

camarero, disculpándose, le dijo que colocó así la “tapa”

para evitar que el vino se estropease con la arena. Al Rey

le gustó la idea, se comió la tapa, se bebió el vino, y pidió

que le sirvieran otro, pero con “otra tapa igual”.

Hoy en día, las tapas se han convertido en toda una especialidad

gastronómica que forma parte de la cultura

española y se ha hecho popular en todo el mundo. Estos

deliciosos bocaditos de algo salado se sirven como acompañamiento

de una bebida y abarcan no sólo embutidos o

aceitunas, sino que se han diversificado mediante recetas

tradicionales servidas en pequeñas raciones (bacalao al

pil-pil, paella, callos a la madrileña…) que bien, tomando

una cantidad suficiente, pueden sustituir a una comida o

cena. Su función de acompañamiento de la bebida se ha

hecho tan indispensable que “tomada sola” pierde una

gran parte de sus atractivos.

Las tapas son un símbolo de la comida como elemento de

relación social: contribuyen a la sensación de compartir y

estimular la charla y el intercambio de opiniones y, además,

son una estupenda muestra de la riqueza de la cocina

de nuestro país.

Tanto dentro como fuera de España, la palabra “tapa” ha

adquirido la categoría de calidad y placer gastronómico.

Según la Real Academia Española, se define “tapa” como:

“pequeña porción de algún alimento que se sirve como

acompañamiento de una bebida”.

IMÁGENES DEL VENTORRILLO EL CHATO DE CÁDIZ:


https://www.google.es/search?tbm=isch&hl=es&source=hp&biw=1272&bih=535&q=ventorrillo+el+chato+cadiz&gbv=2&oq=VENTORRILLO+EL&aq=2S&aqi=g1g-S3&aql=&gs_nf=1&gs_l=img.1.2.0j0i24l3.1406.7093.0.10547.14.14.0.4.4.0.312.1423.0j8j0j1.9.0.ND1WjuQApAE

DECÁLOGO

1. Las tapas son el gran elemento de proyección de la gastronomía


española en el mundo.

2. En nuestro concepto tradicional de la tapa conviven las

tapas propiamente dichas, procedentes del sur, con los

pinchos tradicionales del norte y ambos tienden a intercambiarse.

3. Las tapas en sentido genérico han comenzado a triunfar

en todo el planeta, como hicieron anteriormente la pizza

italiana o el sushi japonés.

4. El éxito de la tapa y de nuestra alta cocina en miniatura

en el mundo significa el triunfo universal de nuestros cocineros.

5. La cultura de la tapa ayuda también a abrir nuestros

productos a los grandes mercados internacionales.

6. La popularización de la tapa supone la superación de la

rigidez de la alta cocina. Y permite comer de pie, en la

barra, en taburetes o en sillas y mesas.

7. La tapa abre el escenario de libertad tanto para cocineros

como para comensales.

8. Comer de tapas permite disfrutar de varios sabores diferentes

y combinarlos con distintos vinos o cervezas.

Tomar pocas o muchas pequeñas raciones.

9. A través de las tapas, el comensal no sólo disfruta con

todos los sentidos, sino que se sorprende y se emociona

igual que con otras manifestaciones artísticas.

10. El concepto de tapa va más allá de la mera cocina, para

erigirse en una verdadera forma de vida, de fiesta, de

alegría y de libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario