espainfo.es
estamos en

viernes, 27 de febrero de 2015

Napoleón y el Estado de Israel * ( By David Shai ).

 
  




 

Napoleón Bonaparte no conoció judíos en su infancia, ni tal vez durante sus años de estudio en Francia. Su primer contacto con una comunidad judía se produjo el 9 de febrero de 1797 durante la Campaña de Italia.

Cuando Napoleón y su ejército entraron a Ancona, la comunidad judía de esa ciudad vivía confinada en un estrecho ghetto cerrado de noche. Le sorprendió constatar que ciertas personas llevaban gorros amarillos y brazales con la estrella de David. Preguntó la razón de ello a uno de sus oficiales. Éste Le respondió que eran judíos que debían obligatoriamente regresar a su ghetto antes de la noche. Estaban marcados de esa manera para permitir verificar que no infringieran esta regla. Napoleón ordenó inmediatamente que Los gorros y Los brazales fueran quitados y Los remplazó por la roseta tricolor. Suprimió el ghetto y dio instrucciones para que Los judíos pudiesen practicar abiertamente su religión y vivir libremente en donde Los desearan. Los judíos de Ancona estuvieron sorprendidos y encantados al constatar que Los primeros soldados franceses que entraron en el ghetto eran judíos.

Más tarde, Napoleón liberó igualmente a Los judíos de Los ghettos de Roma, Venecia, Verona y Padua.

El "Liberador de Italia" abolió Las leyes de la inquisición, y Los judíos fueron finalmente libres.

 

¿He aquí otro hecho que merece ser señalado. El 12 de junio de 1798, cuando Los franceses se apoderaron de Malta, Napoleón se enteró de que Los Caballeros prohibían a Los judíos practicar su religión en una sinagoga. Trataban a Los prisioneros judíos como esclavos y Los utilizaban o Los vendían sin piedad. Napoleón dio inmediatamente a Los judíos permiso de construir una sinagoga.

¿Pero he aquí un hecho sorprendente que es poco conocido.

Cuando Los franceses asediaban San Juan de Acre, Napoleón había preparado una proclama creando en Palestina un Estado judío independiente.

Pensaba ocupar San Juan de Acre en Los días siguientes y dirigirse enseguida a Jerusalem para lanzar ahí su proclama. A causa de Los ingleses que acorrieron en ayuda de Los turcos, no pudo realizar ese proyecto.

 

PROCLAMA A LA NACIÓN JUDÍA
Cuartel general Jerusalem,
1ero floreal, año VII de la República Francesa (20 de abril de 1799)
Bonaparte, comandante en jefe de Las armadas de la República Francesa
En África y en Asia, a Los herederos legítimos de la Palestina:

¡Israelitas, nación única que Las conquistas y la tiranía han podido, durante miles de años, privar de su tierra ancestral, pero ni de su nombre, ni de su existencia nacional!

Los observadores atentos e imparciales del destino de Las naciones, aún si no tienen Los dones proféticos de Israel y de Joel, se dieron cuenta de la justeza de Las predicciones de Los grandes profetas quienes, la víspera de la destrucción de Sión, predijeron que Los hijos del Señor regresarían a su patria con canciones y en la felicidad y que la tristeza y que Los suspiros huirían para siempre jamás. (Isaías 35. 10).

¡De pie en la felicidad, Los exiliados! Esta guerra sin ejemplo en toda la historia, ha sido emprendida por su propia defensa por una nación cuyas tierras hereditarias eran consideradas por sus enemigos como una presa ofrecida que desmenuzar. Ahora esta nación se venga de dos mil años de ignominia. Aunque la época y Las circunstancias parecen poco favorables a la afirmación o hasta a la expresión de vuestras peticiones, esta guerra OS ofrece hoy, contrariamente a toda espera, el patrimonio israelí.

La Providencia me ha enviado aquí con un joven ejército, guiado por la justicia y acompañado por la victoria. Mi cuartel general está en Jerusalem y en algunos días estaré en Damas, cuya proximidad ya no es de temer para la ciudad de David. ¡Herederos legítimos de la Palestina!

La Gran Nación que no trafica Los hombres y Los países según la manera de aquellos quienes han vendido vuestros ancestros a todos Los pueblos (Joel 4. 6) no OS llama a conquistar vuestro patrimonio. No, OS pide tomar solamente lo que ya ha conquistado con su apoyo y su autorización de quedar Amos de esta tierra y de conservarla a pesar de todos Los adversarios.

¡Levantaos! Mostrad que todo el poder de vuestros opresores no ha podido aniquilar el valor de Los descendientes de esos héroes que habrían hecho honor a Esparta y a Roma (Macabeo 12. 15). Mostrad que dos mil años de esclavitud no han sido suficientes para ahogar ese valor.

¡Apresuraos! Es el momento que tal vez no volverá de aquí a mil años, de reclamar la restauración de vuestros derechos civiles, de vuestro lugar entre Los pueblos del mundo. Tenéis el derecho a una existencia política en tanto que nación entre Las demás naciones. Tenéis el derecho de adorar libremente al Señor según vuestra religión. (Joel 4. 20).


Sin el fracaso frente a Acre, Napoleón, por medio de esta proclama impresa y fechada el 20 de abril de 1799, habría creado el Estado de Israel. Los judíos no hubieran debido esperar 150 años antes de volver a tener un estado independiente.

Esta proclama, sin embargo, produjo frutos. Dio nacimiento al sionismo al reforzar la idea de que era justo que Los judíos recobraran una patria. Las ideas expresadas por Napoleón exaltaron el entusiasmo de todos aquellos que vieron en ellas la realización de la profecía bíblica según la cual los judíos recobrarían un día la posesión de la tierra de sus ancestros; muy especialmente en Inglaterra. Ciento dieciocho años más tarde, en 1917, el Conde de Balfour, que era el jefe del partido conservador, declaró que Inglaterra debía ayudar al pueblo judío a recuperar su patria en Palestina, pero no fue sino 31 años más tarde, en 1948, cuando el Estado de Israel será reconocido por un voto de la Asamblea General de las Naciones Unidas. La declaración de Napoleón, ese primer día de Pascua de 1799, tendrá pues un papel importante en la creación del Estado de Israel.

En el Moniteur Universel de París, con fecha del 22 de mayo de 1799, hallamos: « Bonaparte ha publicado una proclama por medio de la cual invita a todos los judíos de Asia y de África a juntarse bajo su lábaro con miras a restablecer la antigua Jerusalem. Ya armó a un gran número, y sus batallones amenazan Alep. »

El 16 de agosto de 1800, Napoleón declaró: "Si yo gobernara una nación judía, restablecería el templo de Salomón."

 

Encontramos la respuesta a esta preguntapor que hizo Napoleón eso  en el diario del doctor Barry O'Meara, el médico personal del Emperador en Santa Elena.

El 10 de noviembre de 1816, O'Meara había preguntado a Napoleón por qué había dado a los judíos tantos ánimos: El Emperador respondió, y lo cito: «Quería libertar a los judíos para hacer de ellos ciudadanos enteramente. Debían beneficiarse de las mismas ventajas que los católicos y los protestantes. Insistía en que fuesen tratados como hermanos puesto que somos todos herederos del judaísmo. Por lo demás, pensaba atraer a Francia un refuerzo precioso. Los judíos son numerosos y hubieran venido a instalarse en masa en un país que les acordaba más privilegios que cualquier otra parte. Sin los eventos de 1814, muchos judíos de toda Europa hubiesen ido a establecerse en Francia, en donde libertad, igualdad y fraternidad les eran aseguradas, y donde la puerta de los honores les estaba abierta. Así hubieran participado a la grandeza nacional».

A lo largo de su reinado, Napoleón sintió una gran simpatía por los judíos. Siempre hizo lo que le era posible para que éstos gozaran de los mismos derechos que los católicos y los protestantes.

La Revolución de 1789 había aligerado en Francia las medidas de ostracismo impuestas a los judíos. El 27 de noviembre de 1791, un decreto de la Asamblea Constituyente les había acordado la ciudadanía plenamente. De hecho, se trataba en este caso de una simple profesión de fe, sin dimensión práctica. En efecto, la Asamblea Legislativa no tomó ninguna medida de aplicación. En cuanto a la Convención, cerró las sinagogas, prohibió hablar hebreo y de una manera general le hizo la vida difícil a los judíos.

Durante el Directorio, las sinagogas fueron devueltas al culto y algunos judíos aislados pudieron dedicarse a los negocios o a una carrera política.

No obstante, la masa permaneció desaprobada o apenas tolerada. Cuando el poder es confiado a Napoleón en Francia, la condición de los judíos es pues precaria e inestable. Se halla sometida, según las regiones, al arbitrario de las costumbres locales, ora liberales, ora tiránicas. Las creencias personales de Napoleón en materia de religión nunca fueron demasiado marcadas. En cambio, tenía un espíritu de tolerancia fuera de comparación. Por doquier donde extendió su poder, estableció la libertad de cultos. Decía "La fe no es del dominio de la ley. Es un bien personal del hombre y nadie tiene derecho de pedirle que rinda cuentas sobre el tema".

 

  




sábado, 21 de febrero de 2015

LEGENDS OF BALLET: Stars of American Ballet Theatre and New York City Ballet.





Order the DVD here: http://www.vaimusic.com/product/4581....
A thrilling collection of performances by stars of American Ballet Theatre and New York City Ballet, including Jacques d’Amboise, Allegra Kent, Lupe Serrano, Royes Fernandez, Violette Verdy, André Eglevsky, Melissa Hayden, as well as international dancers Alicia Alonso and Mia Slavenska. Highlights include New York City Ballet’s production of George Balanchine’s innovative ballet Square Dance, featuring the cast of the 1957 premiere, which included a square dance caller; the rarely performed Pas de Quatre with an all-star cast; the “Rose Adagio Scene” from Sleeping Beauty (choreographed by Eglevsky); scenes from Giselle and Sylvia, and more. Color performances from the Bell Telephone Hour, 1960-1965. 

IGLESIA DE SAN LORENZO- ÚBEDA Fotografías: Manuel García Villacañas.


                                                        Copiar enlace para verlo en Google:

                                                 http://photopeach.com/album/157ynvt

DESDE LA TORRE DE SAN PEDRO- ÚBEDA Fotos: Manuel García Villacañas


                                             Copiar enlace para verlo en Google:

                                            http://photopeach.com/album/16feiqf

Los Faros más bonitos de España y sus localidades.

 Como fieles guardianes del mar, los faros son testigos de naufragios, tormentas y leyendas de sirenas. Monumentos que se alzan en paisajes imposibles y que han ayudado a muchos navegantes a llegar sanos y salvos a tierra. Nos metemos en la piel de los viejos fareros y recorremos algunos de los faros más bonitos de nuestras costas. Prepárate, las vistas y los atardeceres frente al mar infinito que nos brindan estos edificios no se olvidan fácilmente.


Link para copiar y buscar en Google:

http://www.traveler.es/viajes/rankings/galerias/los-faros-mas-bonitos-de-espana/912/image/47057?utm_content=buffer877ca&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer 
































viernes, 20 de febrero de 2015

Una historia de guerra, de la guardia civil.


 
  



>UNA HISTORIA DE GUERRA.

> Alguien escribió en cierta ocasión que si una historia de guerra parece moral, no debe creerse. Y alguna vez lo repetí yo mismo. Pero eso no es del todo verdad. O no siempre. Como todas las cosas en la vida, la moralidad de una historia depende siempre de los hombres que la protagonizan, y de quienes la cuentan. Ésta de hoy es una historia de guerra, y quiero contársela a ustedes tal como algunos amigos míos me han pedido que lo haga. La moralidad la aportan ellos. Yo me limito a ponerle letras, puntos y comas.
>
> Base de Mazar Sharif, Afganistán. Cinco guardias civiles, de comandante a sargento, perdidos en el pudridero del mundo, formando a la policía afgana. Cinco Guardias Civiles  de veintidós llegados hace cinco meses y medio, desperdigados por una geografía hostil y cruel, en misión de alto riesgo, en una guerra a la que en España ningún Gobierno llamó guerra hasta hace cuatro días. Los cinco de Mazar Sharif, como el resto, eran gente acuchillada, porque lo da el oficio. Sabían desde el principio que a la Guardia Civil nunca se la llama para nada bueno. Y menos en Afganistán. Si lo que iban a hacer allí fuera fácil, seguro, cómodo o bien pagado, otros habrían ido en vez de ellos. Aun así, lo hicieron lo mejor que podían. Que era mucho. Atrincherados en una base con americanos, franceses, holandeses y polacos, vivían con el dedo en el gatillo, como en los antiguos fuertes de territorio indio. Igual que en los relatos de Kipling, pero sin romanticismo imperial ninguno. Sólo frío, calor, insolaciones, sueño, enfermedades, soledad. Peligro. Los únicos cinco españoles de la base, de la provincia y de todo el norte de Afganistán.
>
> Ellos y sus compañeros habían llegado a la misión tarde y mal, aunque ésa es otra historia. Que la cuenten quienes deben contarla. Aun así, con la resignada disciplina casi suicida que caracteriza al Guardia Civil, se pusieron al tajo. Como era de esperar, no encontraron la mesa puesta. Quien estuvo por esos mundos con militares norteamermicanos, holandeses y franceses, sabe de qué van las cosas. Sobre todo con los norteamericanos, que tienen a Dios sentado en el hombro como los piratas llevan el loro. Para hacerse un hueco entre sus aliados, distantes y despectivos al principio, no hubo otra que la vieja receta de Picolandia: aprender rápido, trabajar más que nadie, no quejarse nunca y ser voluntarios para todo. Y por supuesto, tragar mierda hasta reventar. Y así, a base de orgullo y de constancia, poco a poco, los cinco hombres perdidos en Mazar Sharif se hicieron respetar.
>
> Un triste día se enteraron de la muerte de sus dos compañeros en Qualinao. De la pérdida de dos Guardias Civiles de aquellos veintidós que llegaron hace medio año, y de su intérprete. Y pensaron que el mejor homenaje que podían hacerles era que la bandera norteamericana que ondea en la base fuese sustituida, aquel día, por la española a media asta. Eso no se hace allí nunca, aunque a diario hay norteamericanos muertos, los franceses sufrieron numerosas bajas, y también caen holandeses y polacos. Así que el jefe de los Guardias Civiles, el comandante Rafael, fue a pedir permiso al jefe norteamericano. Accedió éste, aunque extrañado por la petición. Saliendo del despacho, el Guardia Civil se encontró con el jefe del contingente francés, quien dijo que a él y a sus hombres les parecía bien lo de la bandera. En ésas apareció otro norteamericano, el mayor James, que nunca se distinguió por su simpatía ni por su aprecio a los españoles, y con el que más de una vez hubo broncas. Preguntó James si los muertos de Qualinao eran Guardias Civiles como ellos, y luego se fue sin más comentarios.
>
> A las ocho de la tarde, cuando fuera de los barracones apenas había vida, los cinco Guardias Civiles se dirigieron a donde estaba la bandera. Formaron en silencio, solos en la explanada, cinco españoles en el culo del mundo: Rafael, Óscar, Rafa, Jesús y José. Cuando se disponían a arriar la enseña, apareció el teniente coronel francés con sus cuarenta gendarmes, que sin decir palabra formaron junto a ellos. Luego llegaron el mayor James, el teniente Williams y veinte marines norteamericanos. Y también los polacos y los holandeses. Hasta el pequeño grupo de Dyncorp, la empresa de seguridad privada americana destacada en Mazar Sharif, hizo acto de presencia. Todos se cuadraron en silencio alrededor de los cinco españoles, que para ese momento apretaban los dientes, firmes y con un nudo en la garganta. Y entonces, sin himnos, cornetas, autoridades ni protocolo, el capitán Rafa y el sargento José arriaron despacio la bandera. Una historia de guerra nunca es moral, como dije antes. Si lo parece, no debemos creerla. Pero a veces resulta cierta. Entonces alienta la virtud y mejora a los hombres. Por eso la he contado hoy.

 Arturo Pérez-Reverte.
--

domingo, 15 de febrero de 2015

Gustavo Adolfo Bécquer. Bécquer desconocido, Documental.

BÉCQUER. RIMA Nº 56. HOY COMO AYER, MAÑANA COMO HOY Y SIEMPRE...RECITADO





RIMA 56 DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER, RECITADA POR EDUARDO JULIÁN. BÉCQUER EXPRESA LA MONOTONÍA DE UN A EXISTENCIA , QUE SE LLEVA COMO CARGA PESADA, SIN AMBICIONES, DESEOS NI PESARES.

14.02.15.

Lucas Cogui.

Fallecimiento del Sargento saharaui Brahim uld Burhui del ejército español,


Ante el fallecimiento del Sargento saharaui Brahim uld Burhui del ejército español, reproducimos artículo que recuerda la lealtad y el amor a España de este soldado que representa a muchos saharauis que no han renunciado a su historia española.Al hilo de los episodios de la Guerra de Ifni, me he encontrado con esta narración que, me parece de interés. A mí por lo menos me ha llamado la atención. Bonita y bien contada, digna de una historia de Kipling.
INCIDENTE DE TICHLA
El 2 de Septiembre se cumplió la orden de evacuar a la tropa europea de los puestos del interior, Gómez Zamalloa se resistió todo lo que pudo, pero una comunicación urgente del Estado Mayor Central lo obligó a acatar las órdenes sin rechistar. Tan Tan, fue evacuada por vía aérea el día 3 de septiembre, Smara lo fue por vía terrestre, por un convoy de 5 vehículos. Quedó en el puesto, sólo un sargento y 10 askaris.
Por cierto, según se supo años después, una partida del EL, había preparado una emboscada contra el convoy en la pista que unía Smara y el Aaiun, justo en el cauce del Saguia Hamra.
Las fuertes lluvias caídas en el Sahara, no llueve casi nunca, hicieron que la columna tomara otra ruta.
La Tropa indígena, que hasta ese entonces se había mantenido por lo general leal a España, sufrió un tremendo desencanto, un verdadero mazazo, los puestos fueron abandonados. A la tropa indígena no le quedo otro remedio que, desertar antes de verse rodeados por las bandas del EL, todo el interior del Sahara quedó en poder de las Bandas. Entre los mandos españoles la desilusión era tremenda y aquí viene a colación, lo que se conoció como en el incidente de Tichla.
El Comandante del Grupo Nómada de Villa Cisneros y a la vez Delegado del Gobierno, Comandante Troncoso Palleiro, en un vuelo de reconocimiento en un Ju-52, observo que sobre el puesto de Tichla, aún ondeaba al viento la Bandera Española, cosa que no pasaba en ningún otro.
Al Comandante, el ver la bandera ondeando, le tocó en lo más íntimo y ordenó al piloto del Ejercito del Aire, aterrizar.
El piloto, un Teniente, se negó, sus órdenes eran estrictas, pero el Comandante le recordó su grado militar, aún así el Piloto se negó, según las ordenanzas, en un transporte tanto aéreo como naval el mando lo tiene su comandante, sea cual sea la graduación del pasaje. Troncoso alegó entonces su condición de Delegado gubernativo, representante del Gobierno y el piloto cedió o le pasó lo mismo, se emocionó, pero advirtiéndole que no podía parar motores y que tenía solo unos cuantos minutos.
Al acercarse Troncoso al puesto, se encontró al Sargento Brahim uld Burhui, con sus 10 askaris formados y dando novedades.
Troncoso les metió prisa, tenían un momento para recoger el equipo y la munición y subir al Junkers, con órdenes o sin órdenes no los iba a dejar tirados.
El Sargento Brahim lo comunicó a sus soldados, pero le hizo saber al Comandante que no se podían ir de esa manera:
-Como que no, hay que irse ahora mismo, Brahim, me la estoy jugando para poder evacuarte.
Hay que arriar antes la bandera, mi Comandante, como es debido. ¿Da su permiso para disparar una descarga de fusilería?, no tengo corneta.
A Troncoso se le nublaron los ojos por esta lección de lealtad a España y la impagable lección de grandeza militar del sargento saharaui, aunque él no se quedó atrás, se jugó su carrera por sus hombres. Esta era una de las historias cuarteleras del Sahara, hace ya 30 años.
Pero es una historia bellísima de lealtad por ambas partes, compañerismo y disciplina militar. Lo que se conoció como incidente de Tichla, tuvo sus consecuencias para el futuro. El General de División que mandaba la Zona Aérea puso el grito en el cielo y pidió un Consejo de Guerra. Zamalloa se puso de parte del Comandante y no solo no lo arrestó sino que lo felicitó, el Capitán General se vio obligado a hacer lo mismo y el tema se enquistó entre ambos Ejércitos. Se puso tensísima y difícil la relación entre el Ejército y la Fuerza Aérea, la cosa llegó hasta los ministerios, con cada cual apoyando a sus hombres.
Ejemplo de lealtad... a España del Sargento saharaui Brahim uld Burhui .

El mejor lugar del mundo, Galicia.





Imáxes de Galicia con música de Luar Na Lubre. Espero vos guste 
Imágenes de Galicia (España) con música de Luar na Lubre. Espero que os guste.

Chirigota “Ahora es cuando se está bien aquí” | SEMIFINALES del Carnaval...





Actuación completa de la chirigota de José Luis García Cossio ‘El Selu’ en la Segunda sesión de Semifinales del Carnaval de Cádiz 2015.

Las gorditas de Selu, de las que siempre esperé más, logran crecerse en esta fase con un repertorio divertido de principio a fin. El pasodoble a la suegra es para enmarcar. Este autor sale en el Falla con su chirigota número 25, de modo que sabe de sobra lo que es competir.

sábado, 14 de febrero de 2015

Nueva York ha encontrado una nueva forma de deshacerse de los vagones del metro estropeados o en desuso...Corales ... INCREIBLE!!!!!

 
  
 

Pensarás que están haciendo algo horrible. Pero estos desechos son lo mejor para el océano

subway-coral-reef-05
"Esta es la inusual forma que NY ha encontrado para deshacerse de los vagones de metro que ya no funcionan".  
No todos los días tienes la oportunidad de ver a alguien con un barco de carga industrial botando inmensos desechos directamente al océano sin ninguna preocupación por hacer de ello un secreto. Y este fotógrafo, llamado Stephen Mallon, capturó cada instante en el que en Nueva York se deshicieron de decenas de vagones del metro (tren subterráneo) en desuso. Pero antes de que saques cualquier conclusión, deberías leer esto porque los desechos en realidad ocultan un bello propósito.

Nueva York ha encontrado una nueva forma de deshacerse de los vagones del metro estropeados o en desuso… 

subway-coral-reef-11

Son cargados a gigantescos barcos que zarpan desde la costa y se detienen en medio del océano. Luego lanzan los carros al agua. 

subway-coral-reef-09

Utilizan maquinaria de construcción para empujar a los vagones del barco hasta las profundidades del océano.

subway-coral-reef-02

Los vagones caen uno por uno.

subway-coral-reef-04
 

A primera vista se ve como un horroroso acto donde están contaminando las aguas al verter estos desechos industriales, pero al parecer la intención detrás de este extraño método para deshacerse de los carros es otra. 

subway-coral-reef-03

Cada vagón del metro llegará hasta el fondo del mar y se fundirá con los ecosistemas marinos. 

subway-coral-reef-05

Con el tiempo, cada superficie estará cubierta de vida marina, creando un sistema de arrecife artificial. 

subway-coral-reef-12

Cada barra de metal, borde, hendidura y esquina proveerá una superficie para que el coral se desarrolle y se transforme en el hogar de muchos animales.subway-coral-reef-01


Así es como se verá después de 5 años. 

coral-reef

Y aquí hay una muestra de cómo se transforma completamente después de 10 años. 

coral-reef-02
El proceso de crear arrecifes artificiales se ha transformado en una gran ayuda para restaurar áreas que han sido dañadas por el ser humano.
Visto en: Viral Forest

 

viernes, 13 de febrero de 2015

Españoles en Vietnam. La misión secreta de Franco.



 
Españoles en Vietnam. La misión secreta de Franco
Emblema de la expedición española a Vietnám
En la entrada del mes anterior vimos como se fraguó, a nivel político, la intervención española en la guerra de Vietnam a instancias de Estados Unidos, y como finalmente se encontró una solución de compromiso consistente en el envío de una misión sanitaria a la  zona…
El reclutamiento se llevó a cabo en el mayor de los secretismos, y más de 50 médicos y sanitarios militares se desplegaron en el conflicto entre 1966 y 1971 distribuidos en varios reemplazos.
Pertenecían al Ejercito de Tierra. Todos del Cuerpo de Sanidad Militar  excepto un Capitan de Intendencia.Todos fueron reclutados aquí y allá con el máximo sigilo y diligencia, hasta el punto de que varios militares que estaban destinados en el Sáhara unas horas después se encontraban caminando por la selva.
El destino de los médicos españoles fue la localidad de Gò-Công, en pleno delta del Mekong, a 45 kilómetros al sur de Saigón y a siete kilómetros del mar de la China. El uniforme que llevaban era norteamericano pero con las insignias españolas, y en el patio del hospital o­ndeaba la bandera española.
La zona era extraordinariamente peligrosa, estaba cerca de la ruta Ho-Chi-Minh, por donde cruzaban los vietcongs, y el delta del Mekong era uno de los lugares donde se combatía más ferozmente. Durante la noche, el Vietcong minaba la carretera y por la mañana los americanos la limpiaban. Cuando los españoles viajaban a visitar enfermos, lo hacían en jeep y a toda velocidad, "por si disparaban desde entre los arrozales".
Militares españoles en Gò-Công
Pero el pequeño, deteriorado e insuficiente hospital de Gò-Công se convirtió en una de las pocas esperanzas en la zona contra el paludismo, el tétanos, la metralla y el napalm. Se contaba con 150 camas y la media de ingresados era de 400. Lo más frecuente era que varios pacientes compartieran cama y que debajo se acomodaran los acompañantes. Los medicamentos y el plasma eran  muy escasos.
La residencia de los españoles sufría constantes ataques por su proximidad al cuartel general del Estado Mayor Sudvietnamita. Eran bombardeados y ametrallados, llegando al culmen en febrero de 1968, en el que el Vietcong celebró el Tet, el año nuevo vietnamita, atacando la zona donde estaban los españoles con fuego de mortero, ametralladoras y fusiles para liberar de la cárcel próxima a 200 presos. Al día siguiente, seis granadas más mataron a ocho miembros del personal vietnamita de la casa e hirieron a dos militares españoles
.
 
En otra ocasión, dos jeep con oficiales españoles sufrieron una emboscada, siendo herido el capitán de Intendencia, Gonzalez-Labourdette.

Pero el tradicional comportamiento humanitario de los militares españoles fue ampliamente reconocido en última instancia por los propios norvietnamitas. Como curiosidad, en el informe sobre el incidente del Tet, consta que tras estos hechos, soldados del Vietcong detuvieron los vehículos en los que se viajaban por la región los médicos de la misión española y les pidieron perdón por los daños, porque la guerra no iba contra ellos. Había razones para la disculpa: el 70 por ciento de la población atendida en la misión española eran vietcongs, por lo que se habían ganado el respeto y la consideración de todos los bandos.
Militares españoles siendo condecorados en Vietnam
El heroico equipo español atendió en los seis primeros meses a más de 23.000 personas. Fueron ampliamente reconocidos tanto por los estadounidenses como por los vietnamitas de ambos bandos, siendo condecorados tres veces, entre otras con la Medalla de Honor de 1ª clase y Medalla al Mérito en el Servicio del Ejercito USA, y los vietnamitas rindieron homenaje poniendo a un puente sobre el río Mekong el nombre de Cau Tay Ban Nha, el "Puente de España".
Finalmente la misión fue retirada en 1971, y al llegar a España nadie les recibió. Ninguno de los protagonistas de esta aventura fue reconocido en España, y su historia fue silenciada durante años. Defensa no encontró nunca «méritos suficientes» en su hoja de servicios. Es el destino de los héroes españoles…
 
 
 
 
 

Bella Vocè Africa - "Brindisi"

Me and My Mom. Fotos de madres con su hijo del mundo animal.

  

Me chiflan!!!

Recibido de mi amiga Carolina G.P y J.