espainfo.es
estamos en

sábado, 21 de mayo de 2016

CARTA RECIBIDA por messenger del Caballero Legionario D. Diego Cruz Palomares, mio tio Moncho Ramón Núñez Cortés y mi abuelo Ramón Núñez Tenreiro. Tempus fugit legionarios.

 Buenas tardes D. Fernando,
Mi nombre es Diego Cruz Palomares y le escribo porque he visto su publicación donde menciona a su abuelo materno D. Ramón Nuñez Cortés. Yo tuve el honor de servir 3 años en el Sahara como legionario del IV Tercio Alejandro Farnesio en Villa Cisneros, bajo las órdenes de su abuelo, que era mi capitán y del que guardo un  gratisimo recuerdo.
Era una persona excelente y a él le debo el estar vivo. Ahora tengo 75 años, pero por más años que viva nunca será tiempo suficiente para agradecerle lo que hizo por mí. Como capitán era un fuera de serie y mejor persona. Conservo en mi memoria todo lo que tuve la suerte de compartir con el y su bondad y comprensión hacia sus subordinados. Fue un hombre bueno y justo y estoy orgulloso de haber pasado esos tres años a sus órdenes. Que Dios le tenga en su gloria.
Reciba un afectuoso saludo.

 Buenas tardes, D. Fernando,
Perdone la confusión, pero pensaba por las fotos que hay subidas a su blog, que hacía referencia a D. Ramón como su abuelo materno. Ya veo que fue su tío y padrino. Yo ando ahora por la provincia de Murcia, en un tranquilo pueblecito llamado El Algar, que está entre Cartagena y La Manga del Mar Menor. A esta zona vine por razones de trabajo y aquí me quedé. Su tío era mi capitán y con el compartí tantas vivencias en los años que pase en el Sahara, que nunca lo he borrado de mi recuerdo. Gracias a él que siempre me demostró gran afecto, y que depositaba plena confianza en mí, tuve la ocasión de dedicarme a la actividad que siempre me ha gustado, que era la gimnasia. El me nombró monitor del Tercio y me presentó a las competiciones que se celebraban. Era ciertamente una gran persona. Me alegro que algo de su carácter le haya alcanzado a Vd. Puede ciertamente sentirse orgulloso de llevar su sangre.
Lamento de veras que padeciera esa enfermedad y tuviese que sufrir tan traumática amputación.
Ahora me dedico a escribir mis memorias y en ellas le menciono y allí explico el por qué debo agradecerle seguir vivo, pues sin su ayuda sin duda habría sido otro mi destino.
Saludos compañero y Viva la Legión y Arriba España.
Seguramente mi padre, que fue Teniente de Infantería, coincidió con su abuelo, pues él también participó en la reconquista de Teruel.

1 comentario:

  1. Mi estimado Don Diego, es para mí un HONOR y una gran satisfacción y un grandísimo recuerdo, dado q son y han sido dos seres muy queridos de mi vida.
    Gracias, 'VIVA LA LEGIÓN!
    fernando

    ResponderEliminar