espainfo.es
estamos en

miércoles, 10 de noviembre de 2010

ARTÍCULO DE FEDERICO QUEVEDO EN LA GACETA DEL 08-11-2010









¡Qué vergüenza das, Zapatero!
Para la mayoría de los españoles, el Papa es una figura relevante. Usted nos ha insultado.
Sí, señor presidente, produce usted vergüenza ajena, y no sabe hasta qué punto. Es usted un indecente y un indeseable, y no creo que haya ni vaya a haber en el mundo un personaje más indigno que usted para ocupar el cargo que ocupa.
Mire, en casi siete años de Gobierno, no se ha dignado usted nunca a desplazarse hasta ninguno de los lugares en los que nuestras tropas llevan a cabo misiones –en algunos casos, extremadamente peligrosas, como ocurre en Afganistán–, y ha tenido que ser precisamente este fin de semana, durante la visita de Su Santidad el Papa Benedicto XVI a España, cuando haya decidido hacer algo que, de otro modo, nunca habría hecho, y se ha presentado en aquel país árabe, con su traje de chaqueta, su chaleco verde de las Fuerzas Armadas y esos puñitos cerrados en gesto visceral de actitud sectaria y prepotente.
Ningún gobernante de ninguno de los países a los que el Papa ha ido se había atrevido a tanto, y mire que el Santo Padre ha viajado a lugares donde ser cristiano es una aventura que la mayor parte de las veces termina en una cárcel, cuando no en un patíbulo.
Pero hasta el mayor enemigo de la figura del representante de Cristo en la Tierra le había manifestado el respeto que el Papa merece. Y ha tenido que ser usted, el presidente de nuestro Gobierno, el que se comportara como un auténtico impresentable, demostrando una vez más que a sectario, arbitrario, prepotente y totalitario no le gana a usted nadie. Y a sinvergüenza, tampoco.
Mire, señor Rodríguez, esto no es una cuestión de religión, ni siquiera de moral… Es una cuestión de convicción democrática y de respeto a las reglas del juego, algo de lo que usted carece de modo ostensible, porque, independientemente de las creencias que pueda usted tener o no tener, por encima de cualquier otra visión sectaria que pueda motivarle, usted es el presidente de todos los españoles, y, hoy por hoy, sigue habiendo una inmensa mayoría de esos españoles que se sienten católicos y para los que el Papa es una figura de indudable relevancia colectiva y personal. Y lo que usted ha hecho ha sido avergonzarnos e insultarnos.







1 comentario:

  1. Mis felicitaciónes a Don Federico Quevedo por su publicación. Se ha expresado "FUERTE Y CLARO", de la misma forma que ha hablado Su Santidad en España.

    ResponderEliminar